miércoles, 18 de mayo de 2011

Fahrenheit 451

Aquesta setmana he decidit fer l'entrada del blog en català, més llarga, i en referència a allò parlat a classe, les adaptacions de novel·les al cinema.

Se sol dir que una pel·lícula, més enllà de les pressions comercials, tendeix a ser reconeguda com a art servint-se del toc intel•lectual que li proporciona la literatura. Doncs be, l'adaptació d'obres literàries al cinema té la mateixa tradició centenària que el setè art. I, no obstant això, cada adaptació d'una obra coneguda renova l'eterna polèmica: normalment es rebutja la pel·lícula lamentant que la complexitat del text literari hagi estat menyspreada per la superficialitat de les imatges. En aquest cas no ho podem dir. Però tampoc parlem d’una adaptació, si no més aviat d’un afegit.

Crec doncs que la pel·lícula de François Truffaut, més que una adaptació, és com un complement del llibre de Ray Bradbury. Mostra no només la història, sinó la societat en què es desenvolupa. És una societat totalitària on no hi ha contacte físic i les persones no importen. Es pot veure com les persones s'abracen a si mateixes perquè no existeix el contacte amb la gent, és com si estigués prohibit expressar lliurement els sentiments a altres persones. També dir que en els currículums i carnets d'identitat, la foto no es fa a la cara, sinó d'esquena, ja que d'esquena gairebé tothom és igual, i en aquesta societat sembla que la gent no importa molt com a individus, sinó com una massa que el sistema pot controlar com li doni la gana.

Crec que Truffaut volia dir que la societat real cada vegada s'assembla més i més a la societat de Fahrenheit 451. Tant en el llibre com a la pel·lícula es critica a la falsa felicitat. La falsa felicitat està representada com la dona del protagonista i les seves amigues. Elles només es preocupen de veure la tele i xafardejar, no pensen per si mateixes, estan alienades, i volen seguir així perquè pensen que la seva vida és més feliç sense pensar, ja que els donen una felicitat ja feta, representada per la televisió, una televisió estúpida i sense fonament, que fa que la gent estigui enganxada a ella com a una droga, cosa que s'assembla cada vegada més a la nostra realitat. La dona de Montag i les seves amigues, estan bastant allunyades de la realitat, ja que pensen que la literatura és una cosa horrible i que la gent seria més feliç si tots fossin com elles.

Una curiositat, a la pel.lícula de Truffaut, el personatge de la dona de Montag està interpretat per la mateixa dona que fa el personatge de Clarisse McClellan. Truffaut volia fer un experiment, que la mateixa actriu interpretés a un personatge i al seu "alter ego" al mateix temps. És el seu "alter ego", no perquè siguin enemigues, de fet no coincideixen en tota l'obra, si no que ho es per la seva forma de pensar, la dona de Montag no relfexiona, i incita al seu marit perquè tampoc ho faci i sigui un alienat més de la societat. Però Clarisse pensa per si mateixa, i no obliga a ningú a pensar. Aquí hi ha la diferència: Clarisse deixa llibertat perquè cadascú faci el que vulgui, que pensi el que li doni la gana, però la dona de Montag li diu que vegi la tele, i que no llegeixi llibres. No pel perill que el detinguin i li cremin la casa, sinó perquè no pensi per si mateix i sigui com els altres, un alienat tal com la societat vol que sigui tot el món. Això és un punt a favor del film respecte la novel·la, que pot aportar curiositats com aquesta.

El primer llibre que apareix a la pel·lícula és El Quixot, llibre on es critica durament a altres llibres de cavalleries. A El Quixot, el capellà i el barber van cremar alguns llibres que van embogir Alonso Quijano, però van salvar a alguns de la crema per la seva enorme qualitat. Tant en El Quixot com a Fahrenheit 451 es cremen llibres, encara que en aquest últim els llibres es cremen indiscriminadament.

Un altre punt fort de l'obra és al final, quan Montag s'uneix als savis, tots ells també cremen llibres, però abans se'ls llegeixen i els guarden al cap, i els recorden per sempre. Els savis que apareixen a la pel·lícula de Truffaut no tenen nom, sinó títol, el títol de l'obra que han estudiat. Un d'ells diu que és "La República" de Plató, un altre "Els viatges de Gulliver" de Jonathan Swift, i un altre diu ser "Crónicas Marcianas" de Ray Bradbury, autor de Fahrenheit 451, aquest és un petit detall que Truffaut va tenir amb Ray Bradbury.

En conclusió, la pel·lícula de Truffaut és un complement de la novel·la, ja que sense ella no es podria comprendre tota l'essència del llibre de Bradbury.

VALORACIÓN NoSoloFilms: 7


domingo, 15 de mayo de 2011

Delirious


Parece que en todos lados cuecen habas, y que los paparazzis también persiguen a los famosos, incluso hasta en el water, al otro lado del charco. Claro está que evidentemente allí fotografos y estrellas no son esos seres casposos patrios sino que todo tiene glamour, estilo y brillantez.

A partir de estas premisas DiCillo articula un film donde podemos apreciar todos los tópicos sobre el género: ascenso de jovenes promesas, parasitismo entre amigos, envidias y celos, traiciones, estrellas agobiadas, asesores pesados y demás fauna del famoseo.

Con todos estos ingredientes se esperaba un retrato más descarnado de este mundillo, pero el director opta por ofrecer una versión edulcorada más propia de cualquier film producido por la Disney que de un presunto cineasta independiente. Lo que le falta a la película es sino mala baba al menos un poco de acidez, porque a lo que no se puede jugar es a dos bandas, a tratar de contentar a todo el mundo; hay que apostar por una visión concreta, cosa que DiCillo no quiere o no sabe hacer.

Finalmente el film cae en momentos de ridículo bochornoso y perpetra un desenlace cobarde e inaguantable donde todo parece más propio de un anuncio de perfume navideño que no de un retrato de la beautiful people neoyorquina.

En definitiva "Delirious" no es mala porque aburra o este mal rodada, simplemente defrauda porque promete algo que no ofrece, porque parece que vamos a ver una versión hardcore de "Aqui hay tomate" y finalmente ofrece la versión azucarada de "Corazón, corazón".

VALORACIÓN NoSoloFilms: 5



domingo, 8 de mayo de 2011

The Damned United


Esta semana en clase hemos hablado de fútbol. La relación con el poder y todo lo que ello conlleva. Pues bien, creo que esta cinta refleja mucho de los aspectos comentados.

Cierto es que no ha sido el mundo del fútbol muy propicio para dar lugar a buenas películas. A el dudoso rendimiento habitúal del melodrama deportivo (quizá con la excepción del boxeo en el cine clásico americano) se han unido las dificultades de elaborar una buena trama y conjugarla con el peculiar mundo futbolístico.

Pero The Damned United resulta una excepción a la regla general, precisamente por su sabia conjugación del retrato de un personaje protagonista fascinante con el incomparable marco del futbol ingles de los años 70, asombrosamente retratado en un impecable trabajo de producción que capta la esesncia de toda una época ya lejana en el tiempo, pero que resultará facilmente distinguible para cualquier aficionado del balón redondo.

Porque la cinta de Tom Hooper no se deja llevar, ni mucho menos, por el fácil camino del retrato de los éxitos de un entrenador legendario del futbol de las islas, Brian Clough, que consiguió éxitos inolvidables con equipos modestos ya olvidados en el tiempo como el Derby County o el Nottingam Forest, sino que, al contrario, bucea en los aspectos mas contradictorios y oscuros de su personalidad, y toma como referencia su experiencia profesional más traumática: los 44 días que estuvo al frente del Leeds United, el entonces líder de la liga inglesa.

Clough se nos muestra como un megalómano, de una seguridad en si mismo que llega a la arrogancia y que tiene como motor de superación profesional su enconada rivalidad con su predecesor en el cargo, Don Revie, cuya sonbra le persigue a lo largo de toda siu carrera tanto en la victoria como en la derrota. The Damned United es, en realidad, uns oscura tragicomedia que capta de manera asombrosa toda la gloria y la miseria de un deporte que marca la vida de millones de personas: la terrible soledad del entrenador, la efervescencia de los triunfos y la amargura de los fracasos, las relaciones con los directivos, con los jugadores y aficionados, y todo aquello que rodea a universo futbolístico. Y, sobre todo, hace hincapié en el altísimo precio de la búsqueda incesante de la fama y la gloria tan propio de los héroes deportivos de nuestro tiempo.

Magníficamente interpretada, sobre todo por el espléndido Michael Sheen, y por un conjunto de secundarios muy bien ajustados a sus roles, se trata de una cinta merecedora de pasar a la historia del cine deportivo, sobre todo por dar una visión de los héroes del balón, nada complaciente aunque sin dejar de sentir una profunda admiración por los mismos.

VALORACIÓN NoSoloFilms: 7


sábado, 30 de abril de 2011

Rumores y mentiras


Todos sabemos cómo es la curiosidad humana sobre la vida y obra de personas que ni conocemos ni conoceremos en la vida, y es que a veces nos interesamos más por ciertas personas que por gente con la que pasamos bastante tiempo a lo largo de nuestros días.

Por supuesto, todo esto cobra más importancia en el mundo del instituto, cuando nuestra mayor preocupación es la de pensar qué haremos el fin de semana o por la tarde al salir de clase con los amigos.

En esta ocasión Rumores y Mentiras arranca desde la perspectiva del "curioseado", aquella persona objeto de todas las miradas de los demás, película que una vez nos hemos decidido a ver parte con ventaja gracias a los prejuicios que solemos tener sobre este género dado el repertorio que hay (Chicas Malas, A Por Todas, etc.), ya que en conjunto la película es sorprendentemente coherente y efectiva.

Olive (la protagonista) decide mentir a su amiga para no pasar con ella el fin de semana, argumentando que ha quedado con un chico de la universidad, llegando a decir que ha perdido su virginidad. A partir de este momento empieza a correr el rumor por todo el instituto, empezando a acaparar todas las miradas de los estudiantes.

Dada la popularidad que le dio, un amigo gay le pide el favor de fingir que los dos se han acostado para evitar así los acosos de otros tíos del instituto, haciendo crecer aún más su fama de guarrilla hasta límites insospechados.

La película está basada en una revisión actual de la novela "La letra escarlata", que ya cuenta con dos películas a las que hace alusión el filme, una de ellas, interpretada por Demi Moore, bastante criticada en este caso.

No es sólo la prota la que da fuerza a la peli. Estan los geniales padres de ésta, estos típicos que todos querríamos tener; la típica amiga con dos dedos de cerebro y todos los que le faltan añadidos a los pechos; la antagonista de la peli, que sorprende por no ser el típico personaje buenorro con envidia, sino que es una especie de Flanders de los Simpsons, pero en mujer.

También, como no, mencionar a Lisa Kudrow, que aunque no es un personaje principal, siempre me encantan sus apariciones desde que salió en la serie Friends.Y es que aquí todos nos caen bien, hasta el guaperas de turno, todos y cada uno formando este mundo de rumores y mentiras que nos muestra la peli.

Emma Stone es quien se encarga de dar vida a Olive, y francamente no lo hace nada mal, he quedado encantado con su trabajo. Ya la vi hace unos meses en Zombieland y la podremos ver dentro de un par de años en la nueva serie de películas de Spiderman.

Con guiños a algunos clásicos de los años 80, un toque de critica a la América ultraconservadora en el estado de california, con alusiones a la iglesia y, sobre todo, con un buen toque de humor inteligente, de ése que a mi me gusta.


VALORACIÓN NoSoloFilms: 7.5


sábado, 23 de abril de 2011

Encontrarás dragones


"Encontrarás dragones" es una película bien hecha, un lujo de producción. Deja ver el oficio y gusto exquisito un director consagrado como Roland Joffé. La he visto y puedo afirmar que Joffé logra transmitir el apasionamiento con el que ha trabajado. La película cautiva en su mayor parte, mantiene el ritmo de la emoción con pocas pausas y fluctuaciones. Hay que verla como lo que es: cine de gran audiencia, liviano quizá para el gusto minimalista, pero cine de altura al fin y al cabo.

Está claro que el director se ha rodeado de un equipo artístico de primera y que, cada uno en lo que le toca, contribuye a la cuidadísima factura de la película. No diré más.

El argumento -trenzado con muchos hilos, puede que demasiados- se centra especialmente en dos personajes: uno es Escrivá de Balaguer (Fundador del Opus Dei), interpretado por Charlie Cox; y otro completamente inventado, Manuel Torres, al que da vida Wes Bentley. A través de esta relación se trenza una trama poderosa en el escenario de la Guerra Civil Española, con dosis proporcionadas de amor, odio, pasión, perdón y reconciliación. Como ya hiciera en "La misión", Roland Joffé combina el contexto histórico con un intenso drama humano, destilándose una fórmula cinematográfica que convence y emociona.

Especial mención merece el retrato global de la Guerra Civil, posiblemente el mejor que ha pasado por nuestras pantallas hasta la fecha. Y no lo digo tanto por los logros de puesta en escena que puede permitirse una superproducción como ésta sino, sobre todo, por la mirada distante y matizada que la acompaña. Aquí no encontramos el posicionamiento ideológico en torno a uno de los bandos sino una visión de conjunto que posiblemente haga mayor justicia a la realidad.

Tras verla, me queda claro que no es cine “religioso”, específicamente dirigido al público creyente y cercano al Opus Dei. Es cine para todos, universal, de tintes épicos, con héroes que encarnan ideales elevados y poco comunes; y personajes en contraste que bucean en el lado oscuro de la condición humana. No estamos ante la biografía de un santo sino ante una historia cinematográfica en la que el personaje de Escrivá tiene su papel.

Un consejo: conviene ir a ver esta película poco contaminado/as por el referente de "La misión". Cierto que las dos películas tienen algunos rasgos y estrategias narrativas de guión comunes, ya lo he dicho antes, pero "Encontrarás dragones" tiene sello propio. Es distinta. Se disfruta más mirándola así.

VALORACIÓN NoSoloFilms: 6.5




domingo, 17 de abril de 2011

Más allá de la vida


No doy crédito al leer muchas de las críticas realizadas a esta película. ¿Fría? Si esto es una película fría invito a revisarse interiormente. ¿Bache en la filmografía de Eastwood? Si esto es un bache, la anterior "Invictus" fue un cataclismo, porque en esta no sólo recupera su tino, sino que me atrevo a decir que por momentos alcanza la magistralidad de su "Million Dollar Baby" o su "Mystic River".

Y es que "Hereafter" se podría definir como un thriller sobrenatural con tintes dramáticos y quedarse tan tranquilo, pero no. Tenemos una exquisita comedia romántica en una clase de cocina -con una Bryce Dallas Howard cuyos labios dan lugar a una de las escenas más sensuales que yo recuerde, sin que haga falta ni mover la cámara-, un drama en toda regla, en el que un niño pierde a su hermano gemelo en un accidente de tráfico. También hay una bonita historia de amor y desamor en Francia. Y por supuesto, el tema universal de Clint, el cowboy solitario, el espíritu destrozado, el melancólico George (un Matt Damon más creíble y correcto que en la olvidable "Invictus"). Todo esto lo mezcla sin despeinarse, equilibrando, logrando una lagrimilla por aquí y una amplia sonrisa por allá e internándose en un tema difícil, no apto para escépticos.

Es innegable que Eastwood se ha disfrazado un poco de Shyamalan para la ocasión, pero no por ello ha caído en el juego del terror fácil. Cuenta su historia con sobriedad y buen gusto, como de costumbre, gran parte de esto propiciado por su equipo tradicional, gracias a Tom Stern y su especial fotografía ténue, casi en blanco y negro, en este caso muy especial en las habitaciones oscuras, desde la que se aproximan las luces de las habitaciones continuas, a modo de luz a final del tunel. También las ambientaciones en San Francisco, Londres y París dicen mucho del paladar de este viejo zorro que es Clint Eastwood.

VALORACIÓN NoSoloFilms: 8




domingo, 10 de abril de 2011

Primary Colors


Basada en una novela del periodista político de Washington, Joe Klein, describe las elecciones primaristas de un imaginario candidato demócrata a la presidencia. Originalmente la novela se presento bajo el seudónimo de Anónimo, y fue un grito de frustración y castigo hacia el presidente Bill Clinton.

Muchos simpatizantes de Bill Clinton consideraron el libro, en el mejor de los casos, una versión a la ligera del difícil camino de los Clinton hacia la Casa Blanca, y, en el peor, una maliciosa acusación de la vida privada de la primera pareja de la nación.

El senador federal Jack Stanton (John Travolta) hace campaña a la presidencia de los Estados Unidos. Jack logra que el hijo de un célebre activista de los derechos humanos, el idealista Henry Burton (Adrian Letser), se una a su equipo, pero este descubre que su jefe tiene problemas de líos de faldas.

El film nos presenta lo difícil que es ser un político honesto, que trata de conservar sus valores ante un corrupto sistema de cosas que lo desafía de las más variadas formas. El mensaje es claro, rodearse de buenas personas sí se quiere un resultado positivo y no solo hablando de un éxito ante los ojos de los demás.

La película tuvo un presupuesto $65 millones y generó por venta de taquillas la cantidad de $39 millones en EEUU solamente, además recibió 16 nominaciones a diferentes premios y/o festivales de cine, incluyendo dos al Oscar por mejor actriz de reparto: Kathy Bates y mejor guion adaptado.

Un film que deja clara la relación de los medios, la cultura y el poder.

VALORACIÓN NoSoloFilms: 7